El edificio, ubicado en Gran Via de San Francisco 4, cuenta con una instalación fotovoltaica actualmente en desuso y Sainsol se encargará de la renovación y puesta en servicio de esta instalación.

Con esta puesta en marcha se lograrán, entre otros, los siguientes objetivos:

  • Ahorro en la factura de energía eléctrica.
  • Contribuir al objetivo de renovación del 3% de la superficie útil total para el año 2019 que establece la Directiva 2012/27/UE para el conjunto de edificios de la Administración General del Estado.
  • Contribuir al cumplimiento de los objetivos de penetración de energías renovables y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Sainsol efectuará el suministro e instalación del cableado de los paneles fotovoltaicos, así como el inversor trifásico de 10kW que se utilizará para convertir la corriente continua generada por los paneles fotovoltaicos en corriente alterna, que será inyectada en el cuadro general de baja tensión (CGBT) del edificio.

Se estima que la generación de los paneles será del orden de 18.000 kWh al año, que supone un porcentaje significativo del consumo del edificio, consiguiendo un ahorro de la factura eléctrica que conllevará la amortización de la inversión en 5 años. Además del ahorro económico, la instalación permitirá la reducción de emisiones de CO2 alrededor de 11.700 kilogramos al año, equivalente a viajar 70.300 km en coche o plantar 590 árboles al año.